Buscando el conocimiento objetivo

Durante el transcurso del curso aprendimos varias técnicas de proyección astral, sin embargo, hasta el momento nuestro objetivo ha sido apenas conseguir salir o estar en astral conscientes, y así comprobar por nosotros mismos que existen otras dimensiones, que tenemos un cuerpo astral, etc.
Son realmente muy importantes esas comprobaciones, porque así no dependemos más de simplemente creer si algo es verdadero o no. Comprobando por nosotros mismos sabremos por experiencia directa que es real.

En esta lección veremos que existe un objetivo muy definido e importante para la proyección astral, que es buscar en el mundo astral la auténtica sabiduría, la cual nos posibilitará continuar nuestro desenvolvimiento en dirección al autoconocimiento y la evolución espiritual, revelándonos muchos misterios referentes a nosotros mismos, de las diferentes dimensiones de la naturaleza y de toda la creación.
Esa sabiduría no tiene límites, es infinita y no puede ser encontrada en libros. Todo lo que los grandes Avataras enseñaron públicamente a la humanidad fue justamente que hacer para conseguir esa sabiduría.
También lo que hemos aprendido en este curso son los pasos fundamentales, los medios para iniciar un camino serio de autoconocimiento y evolución espiritual.

¿Pero, al final, dónde está la auténtica sabiduría y quién puede enseñárnosla?
En el mundo astral existen los Templos de Sabiduría. En estos templos seres de conciencia despierta, seres que trabajan con los Tres Factores de Revolución de la Conciencia, Iniciados de diversos grados dirigen sus propios trabajos de evolución espiritual y eso incluye también auxiliar de la mejor forma posible a la humanidad, o sea, instruir y enseñar a las personas que están buscando la verdadera sabiduría y evolución espiritual.
Si usted llegó hasta esta lección probablemente usted también es una de esas personas.

¿Y cómo llegar a un Templo de Sabiduría?
Aquí es donde entra y es fundamental todo lo que aprendimos en el curso.
Si los Templos de Sabiduría existen apenas en el mundo astral, evidentemente que el primer paso es estar o salir en astral conscientemente para poder entonces ir hasta los templos. Ya sabemos que para eso utilizaremos las técnicas de proyección astral.
Aquí no importa si salimos del cuerpo conscientes con las técnicas de mantras y concentración, o si despertamos la conciencia ya estando en astral con la técnica del saltito.
Lo que realmente importa es estar consciente en el mundo astral.

Pasada esta primera etapa, ahora tenemos que transportarnos hasta un Templo de Sabiduría.
¿Pero cómo, si no sabemos siquiera donde estamos o que dirección tomar?
Tenemos entonces que pedir a nuestro Real Ser, a nuestro Padre que es secreto, así que nos demos cuenta de que estamos conscientes en astral, para que él nos lleve hasta un Templo de Sabiduría.
Haga simplemente eso, que Él lo llevará.

Por lo que fue expuesto hasta aquí, aparentemente bastaría saber salir en astral para ir a un Templo de Sabiduría.
Na verdad no.
Es necesario también mostrar que realmente estamos muy interesados y determinados para eso.
Entienda que eso no es un juego para curiosos. Estamos tratando de algo muy serio.
Por eso, el aspirante tendrá que demostrar con hechos que está determinado a recibir las doctrinas directamente de los Maestros.
Eso requiere trabajar serio en la eliminación de los defectos psicológicos y persistir en la proyección astral.
Lo que aprendemos en este curso, si llevado a la práctica, es suficiente para que consigamos llegar a un Templo de Sabiduría.
Apenas necesitamos escoger lo que queremos: ¿Ser o no Ser?

Es común, al inicio, que el aspirante pida a su Ser Real que lo lleve a un templo y simplemente nada ocurra.
Puede ser que sea llevado para otro lugar que, sin embargo, no existe ningún templo.
Puede ser que sea llevado hasta un templo, pero no encuentre la puerta de entrada, o puede ser que esta puerta esté cerrada.

Todas esas experiencias indican que todavía no es la hora, que necesitamos trabajar más para poder tener el mérito de entrar en un Templo de Sabiduría.
Sin embargo, esas experiencias ya indican un buen progreso en este trabajo.

¡Buen trabajo y buenas experiencias!